Los regalos del los Reyes Magos

Esta noche, es para mí una noche muy especial y mágica. Recuerdo de niña haber pasado noches sin dormir y con tremendos nervios. De hecho, con unos 5 o 8 años, creí ver al rey Baltasar en mi propio salón. Sigo hoy creyendo en la magia que los Magos representan, pues no tengo duda de que existe en el mundo. La veo todos los días.

Melchor, Gaspar y Baltasar entregaron al niño Jesús, tres presentes, que se suponen pequeños regalos. Pero en realidad eran grandes dones espirituales que hoy quiero explicaros:

ORO:

Melchor le entregó Oro. Pero Jesús hasta sus 33 años fue pobre. Es decir, que el Rey no le dio el oro metálico, sino el “oro espiritual”, el oro del espíritu. Este simbolismo indica que al entregarle el trocito de oro, le enseñó al Niño Jesús como utilizar las Técnicas de Desarrollo Humano, para cambiarse a sí mismo, eliminando las impurezas propias hasta obtener el “oro espiritual” que todos llevamos dentro. Recordad, habla de vuestro propio poder. Y añado, la estrella de la encarnación que está cerquita de nuestro ombligo, es también de color Oro, y ahí se guarda nuestra primera célula, desde donde nacimos, por ahí se conecta nuestra alma con la otra parte del alma que está fuera de nuestro cuerpo físico, así que imaginad lo importante que es esta parte de nosotros.

INCIENSO:

Gaspar le regaló Incienso. El incienso es una sustancia que al encenderse e irse quemando, va desprendiendo un aroma que impregna todo el ambiente. Este compuesto es inhalado por nuestras fosas nasales estimulando a través del nervio olfatorio, las capacidades mentales superiores. Además el incienso está formado por resinas de plantas, muchas de ellas sagradas como la salvia blanca, por lo que esta ofrenda sagrada sirve para un propósito superior, elevando el estado mental del hombre para que logre la sabiduría. Así que el obsequio a Jesús fue un incienso simbólico, ya que Gaspar le enseñó la Sabiduría de las Ciencias Sagradas.

MIRRA:

Baltasar obsequió con Mirra a Jesús.  La “mirra” es una especie de resina obtenida de la corteza de algunos árboles de Arabia y el Medio Oriente, conocida desde hace miles de años porque tiene características prodigiosas en el campo de la salud. Es decir, que la “mirra” es una sustancia medicinal, por lo cual este Rey Mago al obsequiar “mirra” al recién nacido, le dió en forma simbólica la enseñanza de las artes y técnicas de la Medicina Sagrada y Espiritual, desde como sanar una simple herida hasta como levantar a un paralítico.

Los tres Reyes Magos entregaron a Jesús enormes dones: PODER PERSONAL ESPIRITUAL, SABIDURÍA SAGRADA Y MEDICINA SAGRADA Y ESPIRITUAL.

Así que mi mayor deseo para vosotros en esta noche es que los Reyes os traigan exactamente lo mismo: ORO, INCIENSO Y MIRRA.

 

¡FELIZ Y MÁGICA NOCHE!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.